Naturaleza

La empresa británica Oxitec está creando insectos modificados genéticamente para combatir plagas de insectos. Sí!

Algo muy inteligente, de esta forma no se echan venenos en el medioambiente sino que directamente se modifica la genética mundial con consecuencias impensadas , en campos experimentales no probados y con alto riesgo para todas las especies animales.

En su página web expresan claramente su metodología : Los insectos transgénicos producidos se aparean con mosquitos hembras silvestres, pero son diseñados genéticamente para que la mayoría de sus descendientes mueran antes de la edad adulta. Esto es destinado a reducir la población de la especie del insecto liberado, que es portador de alguna enfermedad como el Dengue , por ejemplo o es un insecto que ataca a alguna especie vegetal o cultivo.

La empresa se presenta como creadora de «TECNOLOGÍA AMIGABLE Y PODEROSA PARA UN PLANETA CAMBIANTE». Se financia con aportes de la Universidad de Oxford y aportes privados como la empresa  East Hill Management Co LLC, GBIT (Global Bridge InfoTech Inc) y  el mismo Bill Gates con su Fundación «Bill y Melinda Gates» anda por allí con sus dólares.

¿Qué onda ese insecto?

Gen fluorescente

 

Oxitec explica claramente su metodología:

«Nuestros insectos contienen un gen autolimitado y cuando este gen se transmite a su descendencia, la descendencia no sobrevive hasta la edad adulta, lo que resulta en una reducción de la población de insectos plaga.

Llamamos a este método “autolimitante” porque los insectos liberados y el gen autolimitante que transmiten están diseñados para morir y desaparecer del medio ambiente.

Liberamos machos, porque son las hembras las directamente responsables de la propagación de enfermedades o la producción de larvas que dañan los cultivos. Nuestros machos tienen un trabajo: encontrar hembras salvajes donde viven y aparearse con ellas.»

«Este método se puede aplicar a todo tipo de plagas de insectos, desde los mosquitos que transmiten enfermedades como el dengue y el Zika, hasta las orugas de la polilla que destruyen los campos de maíz. Hemos creado nuestros insectos utilizando herramientas precisas de ingeniería genética. Son como insectos salvajes, excepto que hemos insertado dos genes adicionales.

El  gen autolimitante  evita que la descendencia de nuestro insecto macho liberado sobreviva hasta la edad adulta, y un  gen marcador fluorescente  produce una proteína en todo el cuerpo de los insectos, que brilla cuando se expone a un color específico de luz. Esto nos ayuda a rastrear nuestros insectos en la naturaleza.»

A que nadie te controla!

Islas Caimán

Lo del gen marcador fluorescente es realmente simpático, pero no todo es tan simpático como parece:

La empresa elige países en vías de desarrollo para hacer sus pruebas. Sus primeras  ensayos de campo abierto se hicieron  con 3 millones de mosquitos transgénicos,en las Islas Caimán (un Territorio Británico de Ultramar) sin ninguna consulta, evaluación pública de riesgos,supervisión ética o el consentimiento de la población local .

Su insecto estrella, por decirlo de alguna manera, es el Aedes aegypti  (portador del Dengue, Zicka y fiebre amarilla) fue «lanzado al mercado» sin la suficiente supervisión y con algunos «huecos» en las distintas hipótesis y proyecciones realizadas con métodos de proyección computarizados.

Si se tratara de un bizcochuelo no sería grave, pero se trata del medio ambiente, del mundo animal y también de la interacción de ese mundo con el ser humano.

El mosquito no es solo brasileño (puede fallar!)

Aedes_aegypti

A fines del 2019 la empresa le vendió sus mosquitos(Aedes aegypti) a Brasil y comenzó liberando 450.000 mosquitos machos (transgénicos) cada semana, durante 27 semanas, en la ciudad de Jacobina, en la región de Bahía.

La idea del ministerio de salud brasileño era reducir la población de mosquitos en un 90 % y eso funcionó bien el primer año , pero … Puede fallar.

Al cabo de 18 meses  la cantidad de mosquitos volvió a su número original pero con un cambio importante:La descendencia de los mosquitos modificados genéticamente no había muerto sino que se había mezclado con los «originales».

Los científicos han denominado a este nuevo insecto JacobinaAe Aegypti en homenaje a la ciudad  Jacobina, pero lo que es peor es que no saben qué consecuencias puede tener este mosquito   para el medio ambiente y/o la transmisión de enfermedades.

En un artículo científico de  Nature.com (en ingles) Jeffrey Powell del equipo de la universidad de Yale, advierte: » La cepa de liberación(del mosquito transgénico) se desarrolló utilizando una cepa originaria de Cuba, luego cruzada con una población mexicana. Así, JacobinaAe. aegypti es ahora una mezcla de tres poblaciones. No está claro cómo esto puede afectar la transmisión de enfermedades o afectar otros esfuerzos para controlar estos peligrosos vectores.»

Instituto de Evaluación Independiente del Impacto de la Biotecnología Alemán critica fuertemente a la empresa , considera que los organismos transgénicos nunca deben liberarse si no existen medidas efectivas para un control confiable de su distribución espacio-temporal. Sin tales limitaciones y restricciones, los riesgos asociados con tales liberaciones no pueden evaluarse de manera confiable. Además cree que la empresa Oxitec está bajo una gran presión por parte de los inversores lo que la hace actuar de manera irresponsable.

 

Conclusión

Parecería que la modificación genética es el próximo paso que dará la humanidad desatando el caos.

Algunas teorías presumen que el Covid-19 podría ser un virus que proviene de estos experimentos en el campo animal, específicamente modificaciones genéticas en los alimentos que se utilizan en las «granjas» de cerdos en China.

La introducción de genes que comúnmente no se «cruzan » en la naturaleza o la modificación de lo que no se desarrolla en forma natural tienen consecuencias impensadas y que en principio no se ven claramente, el factor tiempo es aquí importante , no se sabe que puede suceder dentro de 100 años con una modificación realizada hoy.

Y como dicen los mismos científicos las pruebas de laboratorio no son confiables.

Ante este panorama el común de la gente no puede hacer casi nada, solo esperar que los científicos, las instituciones y las empresas vean un poco más allá de sus narices y del dinero. Cabe aclarar que los mosquitos transgénicos no se regalan, se venden!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario